COVID-19: EL FRÍO PROTOCOLO AL PERDER A UN SER QUERIDO

0
251

El coronavirus no solo cambió nuestra forma de vivir sino que también obligó a modificar las maneras de atravesar la muerte de un ser querido. Los hospitales sin visitas, la imposibilidad de despedirse y la necesidad de seguir un protocolo de seguridad a la hora del último adiós también forman parte de la cuarentena y el camino hacia la «nueva normalidad».
Según el protocolo vigente, solo puede acercarse una persona a reconocer el cuerpo, tiene que evitar todo contacto físico y mantener medidas específicas de seguridad e higiene, muchas veces, los familiares de los pacientes con Covid-19 están con aislamiento obligado por haber tenido contacto estrecho con el infectado. En esos casos, se vuelve imposible cualquier tipo de despedida.

Son momentos en los que más que nunca necesitamos un beso o un abrazo y con el distanciamiento social esto no siempre es posible.

Si bien no hay una normativa que prohíba los velatorios, se los considera una forma de reunión. Por esta razón, en los sitios en los que no están permitidos los encuentros por tener circulación viral, tampoco se puede realizar este ritual.

También hay algo de «ver para procesar» que, ante la pandemia, se torna complicado. Acompañar el cuerpo hasta el cementerio, por ejemplo, es un momento fuerte pero importante y en muchos de los casos tampoco se puede.

Dejar respuesta